Automobiles & Bikes

Wilkey en la Vochomania

Si tú no has escuchado o visto el video del vocho “Shark Attack”  equipado con un motor V8 que realizó un intrépido paseo por las calles de San Diego, California con Blake Wilkey al volante; entonces es muy recomendable que HAGAS CLICK EN ESTE ENLACE para que veas cómo estuvo toda la acción.

La situación es que hace algunas semanas, durante la celebración de un evento Volkswagen, logramos obtener una entrevista exclusiva con Blake Wilkey. De hecho, este es uno de los pocos lugares que puede visitar legalmente, porque está “relacionado a su trabajo.”

 

Wilkey, de 27 años, dijo que es lamentable toda la conmoción que causó con el video “Urban Assault,” que se subió a Youtube el 22 de enero. El video de 4:36 minutos fue filmado por Perplexed Media y de acuerdo a Wilkey fue hecho para recordar su Volkwagen Escarabajo de 1967.

Somos Vochomanía Digital, el medio electrónico que cada mes, desde hace tres años, llega a más de 60 mil entusiastas del legendario Volkswagen Escarabajo y todos los modelos clásicos VW, de México y el mundo. Síguenos y fomenta la pasión Volkswagen.

Él necesitaba una prueba de su legado conducción rápida y por ello no reparó en gastos para construir un poderoso bólido, creado sobre un chasis tubular, con un motor LS de Corvette con supercargador Whipple y una transmisión Mineola.

 

Dos días después de la publicación de aquel polémico video,  el Volkswagen de Wilkey fue enviado a un millonario de Dubai, quien lo compró por 63 mil dólares, que fue mucho menos de lo que Wilkey invirtió en su vocho de 800 caballos de fuerza, mejor conocido como “Shark Attack”, gracias a un sticker que cuenta bajo el chasis y que representa la imagen de de un tiburón con la boca abierta.

“La noticia en la televisión fue el factor decisivo,” comenta Wilkey, “los reporteros, sin saber los hechos, exageraron todo y eso hizo que yo pareciera un delincuente”. Blake fue arrestado por la policía y condenado. Dijo que el equipo de producción sólo fue interrogado, pero nadie más se metió en problemas.

 

“La policía dio conmigo debido a que mi nombre Wilkey aparece en los stickers de las puertas,” comenta Wilkey. “Nunca pensé  que el vídeo de YouTube se hiciera viral “. En el car show, Wilkey se anduvo paseando con una gorra de béisbol y gafas de sol para ocultar su identidad, pero su pelo largo y dispositivo de monitoreo en el tobillo lo expuso.

Cuando todo mundo se dio cuenta quién era, a Wilkey no le quedó otra que comenzar a saludar a sus admiradores, a quienes regaló stickers “Wilkey Works” y camisetas a los vocheros y a los niños. De hecho, él donó sus ganancias y más artículos de promoción a la A.B.L.E., cuyos miembros ayudaron a crear el evento y además auxilian a los estudiantes con discapacidad en el campus.

 

Cabe mencionar que Wilkey pasó un tiempo en el evento, acompañado del sargento John “Hoss” McAvenia, del Departamento de Policía de Chula Vista.

Vochomanía is a Mexico based publication that has been sold on newsstands since 1995.

Sobre su detención, este vochero afirma que: “Fui a la corte, donde nos impusieron seis faltas; cuatro por manejo imprudente, una por exhibición de velocidad y una por la falta de obtención de un permiso. En total nos gastamos casi 8 mil dólares en gastos legales”.

¿Lo harías de nuevo? – preguntamos

Probablemente, pero sería un poco diferente. – respondió

De hecho, Wilkey está actualmente trabajando en otro vocho, para el cual ya consiguió un motor LS6 de Corvette con 550 caballos de fuerza, una transmisión más grande, suspensión más agresiva y un chasis más ligero. Wilkey explicó: “Aprendí mucho del viejo coche y decidí mejorarlo.”

Y desde luego que Vochomania estará allí cuando su nuevo coche está listo.


Escrito por Mike Madriaga para la revista Vochomania
Click here to view the story in English.